Conoce a un arquitecto: Tadao Ando

“La arquitectura se torna interesante cuando se muestra este doble carácter: la máxima simplicidad posible y, a la vez, toda la complejidad de que pueda dotársela.”

Continuando con la serie “Conoce a un arquitecto”, esta semana dedicamos el post al magnífico Tadao Ando. Natural de Japón, Tadao Ando es de esos profesionales que no siempre se han dedicado a aquello que hoy día les da renombre. Al contrario, nuestro arquitecto adquirió conocimientos de manera autodidacta, empapándose a base de observación y experiencia en sus viajes por el globo.

La arquitectura de Tadao Ando sigue unas premisas identificables en todas sus obras, y que se relacionan muy directamente con la cultura japonesa: el agua, el vidrio y el hormigón son los elementos protagonistas, a la vez que intenta introducir la naturaleza en sus construcciones.

Chichu Art Museum | Naoshima, 2004

A través de sus obras pretender dar respuesta a un problema presente en muchas ciudades japonesas, en las que el crecimiento y superpoblación se ha producido de manera rápida, caótica y sin planificación urbanística alguna. Es por ello que su arquitectura no es abierta hacia el exterior hostil y ruidoso, sino que se plantea mediante una geometría a gran escala de muros de hormigón cerrados al exterior y espacios abiertos en el interior. Él mismo lo concibe así:

“El medio del que me sirvo principalmente para crear espacios cerrados es el muro de hormigón de cierto espesor (…) para la creación de un espacio para sí mismo dentro del contexto social. Los muros (…) como delineación abstracta de un territorio, que separan radicalmente el interior del exterior.”

A la izquierda, Casa Azuma | Sumiyoshi, 1976; a la derecha, Casa Koshino | Ashiya, 1980

Para que cumplan su función, los muros quedarán libres de toda decoración, dando lugar a una arquitectura tranquila, armoniosa, en la que el vacío deja de ser un problema y la simplicidad es, en sí misma, sinónimo de belleza.

La luz natural juega un papel fundamental en la creatividad del proyecto. Aberturas, rendijas y perforaciones en sus aparentemente homogéneos muros exteriores de hormigón, modelan continuamente el espacio interior, de manera que la experiencia que se percibe del espacio es sugerente y cambiante.

A la izquierda, Iglesia de la Luz | Osaka, 1999; a la derecha, Iglesia del Agua | Hokkaido, 1988

En definitiva, su profunda preocupación por adaptar las formas y materiales del movimiento moderno a la tradición japonesa ha convertido a Tadao Ando en uno de los máximos exponentes de la nueva arquitectura japonesa. Una arquitectura esencialmente sencilla, pero que a la vez cuida el detalle y potencia la experiencia.

Para conocer en profundidad al arquitecto y sus obras:

 

María de la Torre Pérez
Da gracias a Ilustrator todos los días. Twitter: @maria_dtp
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s